Como limpiar los pisos laminados

Seleccionar los materiales adecuados para nuestro, hogar, oficinas o cualquier espacio puede ser un problema que si bien no resalte de inmediato lo hará en algún determinado momento, cuando sea momento de realizar alguna mejora, cambio o reparación por deterioro, los materiales laminados son la opción más confiable hoy en día, esto por su gran resistencia y fácil mantenimiento y limpieza.

La mayoría de las personas actualmente se inclinan a seleccionar esta opción, en primera instancia porque evitan causar un daño al planeta ya que los Pisos laminados son en gran parte producidos con residuos de madera, que se combinan con ciertas resinas para lograr la conformación de las láminas, que se emplean para ensamblar nuestras superficies, pero demos ser conscientes que, pese a su gran resistencia y durabilidad es necesario realizar un mantenimiento y cuidado que no sobre exija demasiado a la superficie, esta debe limpiarse de manera regular para evitar que se adhiera suciedad o se produzcan rallones superficiales, pero aun sabiendo lo resistentes que son no es recomendable emplear limpiadores demasiado gruesos que puedan producir daños en el acabado de la superficie de la lámina, lo más recomendable es emplear una mopa seca así como cepillos de cerdas finas solo para remover la pequeña capa de suciedad de la superficie.

Es debido a su gran resistencia que muchas personas van con todo contra este tipo de materiales, olvidando que se trata de un material que requiere, aunque mínimos ciertos cuidados, a continuación, algunos métodos factibles para la limpieza y cuidado de estas superficies, presupuesto puedes ver más formas y cuidados detallados en la web y seleccionar los que mejor creas convenientes:

Realiza la limpieza de manera continua, esto debido a que cuando dejas pasar un largo periodo de tiempo la humedad y la suicidad conforman una capa de mugre que se adhiere hasta la superficie más resistente, por ende limpiar con algún material fino y seco así como barrer periódicamente el polvo será de gran ayuda, de igual manera puedes usar un trapeador humedecido con agua caliente o tibia para eliminar las finas capas de grasa que no podemos siquiera percibir, emplear una aspiradora puede ahorrar mucho trabajo, intenta con algún modelo con boquilla protectora ya que emplear el tubo de aspirar directo puede producir algún rayón, limpia y barre siempre en dirección a los diseños estampados para evitar ocasionar marcas visibles ya que si estas se llegan a producir, pero mantienen el patrón del diseño serán poco visibles. Los Pisos laminados son realmente una gran opción, siempre y cuando se realice el cuidado preventivo necesario, porque de eso se trata al saber que poseemos una superficie altamente resistente nos despreocupamos y dejamos acumular suciedad y tratamos el material como si fuese un diamante.

Siempre que prestes estas atenciones preventivas a tus superficies laminadas conseguir mantenerlas como recién instaladas, con ese efecto espejo y esa apariencia estética que solo pueden brindar este tipo de material, además de lograr alargar la vida útil de los mismos sin necesidad de realizar grandes cambios ni reparaciones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*