Cuídate los oídos al momento de meterte al agua

En las temporadas de vacaciones seguramente te darás un tiempo para darte un chapuzón en el mar o la alberca o la ducha de la casa, sin embargo no debes perder de vista algo que es muy frecuente olvidar, el cuidado que debes tener con tus oídos antes de nadar.

Según del doctor Andrés Sánchez, enfermedades como la otitis media, conocida también como “oído de nadador” o simples inflamaciones del oído aumentan considerablemente en esta temporada donde vivimos más en el agua.

Lo que pasa en esta enfermedad es que se inflama el tubo que conduce el sonido exterior al tímpano, a causa de algunos hongos o bacterias que se generan en el agua contaminada o con un mantenimiento deficiente.

Pero a decir del especialista no sólo las personas que están en el agua pueden contraer esta enfermedad, también en lugares donde hay mucha humedad y el vapor provocado por esta llega hasta la piel interna del oído irritándolo y generando la aparición de bacterias.

Hablando de síntomas, el dolor intenso caracteriza la otitis y va aumentando gradualmente, causa picazón y produce un líquido que en un principio es transparente y con el tiempo se torna amarillento y de olor desagradable. Puede o no haber fiebre. No es contagiosa, ni fácil de transmitir.

A causa de esto el oído se inflama, bloqueando el paso del sonido, si no se atiende a tiempo puede convertirse e otitis externa crónica y maligna, además, la infección puede expanderse a otras áreas del cuerpo.

Por todo lo anterior es altamente recomendable usar tapones para oídos al nadar o en caso de no contar con ellos asegurarnos de sacar toda el agua posible y limpiar bien nuestros oídos después de nadar. Así como evitar el uso de objetos metálicos o punteagudos para limpiarlos, por ejemplo clips o pasadores para cabello.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*